Aprender a caminar es emocionante para el bebé y para ti. Poco a poco se hará más ágil y seguro, además de que comenzará a decir palabras sueltas y hará muchos gestos. En esta etapa alcanzará otros logros, como sostener objetos pequeños y alimentarse solo.