El embarazo es de las etapas de conexión más importantes con tu bebé. Es de suma importancia cuidar tu alimentación, tener actividad física e ir al médico periódicamente. No olvides caminar erguida y practicar yoga o hacer ejercicios para fortalecer los músculos para que el parto sea más sencillo.