Alternate Text

Involucra a papá en el desarrollo emocional de tu recién nacido

La llegada de un bebé a casa debe ser motivo de felicidad en la familia, tanto en la madre como en el padre. Sin embargo, en algunas sociedades y culturas existen barreras de comportamiento que no siempre permiten que papá viva tan de cerca el proceso. Para el sano desarrollo del bebé, es importante que papá se involucre desde el inicio del embarazo hasta el nacimiento y la llegada a casa del nuevo integrante de la familia. 

¿Cómo involucrar a papá en el desarrollo emocional de un recién nacido?

El vínculo entre un papá y sus hijos o hijas es distinto del que genera mamá. La unión con mamá inicia desde el interior del útero, desde donde pueden escuchar su voz constantemente. Es por ello que la construcción de un vínculo afectivo entre papá y bebé no necesariamente se da de manera inmediata, incluso pueden tardar algunos meses en lograr una conexión total.

De acuerdo con el artículo “El papel del padre en el desarrollo del niño”, publicado por INFAD Revista de Psicología, los recién nacidos distinguen desde las primeras quince horas de vida, la voz, el olor y la cara de la madre. Es por ello que lloran al desconocer los brazos de la madre, incluso si quien los carga es papá.

Para evitar que esto llegase a pasar, es necesario que el padre se involucre en su totalidad a seguir cada etapa del embarazo, informarse sobre lo que implica tener un recién nacido en casa, las etapas de la lactancia y los cuidados postparto que la mujer requiere dependiendo el tipo de parto, juegos, y actividades acordes a su edad.

¿Por qué es importante que papá se involucre?

Tanto papá, como mamá y otras personas involucradas de manera cercana en la crianza de un bebé, tienen una responsabilidad como ejemplos a seguir para el niño o niña. Papá debe estar consciente de ello y procurar participar en tantas actividades de sus hijos como sea posible. Esto generará mayor confianza en ellos o ellas al notar que su papá se involucra en saber en qué deporte o materia son mejores, forjando en los pequeños o pequeñas un carácter fuerte para su día a día. 

De acuerdo con la Dra. Beatriz Romo, neuropediatra y especialista de Abrazando su Desarrollo, cuando  papá se involucra en su rol de paternidad, existirá un impacto significativo a futuro para el bebé, con un mejor desarrollo social en la infancia y menos problemas conductuales.

“Los papás sensibles a las necesidades de sus hijos e hijas se encuentran en sintonía con ellos y los atienden”, dice la Dra. Romo. “Con esto ayudan a promover su seguridad y confianza”.

La interacción con el padre ayudará a que su hijo o hija explore más y así tenga una mayor estimulación de sus habilidades motrices y de aprendizaje. Los niños que tienen una relación positiva con su padre suelen tener mayor vocabulario y nivel cognitivo a los 3 años. El involucramiento de papá también ayuda a desarrollar a niños y niñas más pacientes.

Cada padre conecta de manera distinta con sus pequeños o pequeñas. No te sientas mal si tu estilo es distinto del de tus familiares o amigos. Si quieres contribuir al desarrollo de tu bebé, asegúrate de tener la información necesaria de fuentes especializadas y dedica tiempo de calidad a tu familia.

Mamás, no teman dejar solos a sus hijos o hijas con su papá. Esta convivencia es el mejor regalo y los ayudará a formar una conexión de suma importancia para su desarrollo intrapersonal, toma de decisiones y otros aspectos de su vida futura.

Validado por Beatriz Romo Pardo.
Neuropediatra
Compartir