Alternate Text

La importancia del abrazo en el desarrollo infantil

Desde el momento en que nace, un bebé comienza a establecer sus primeros vínculos con las personas que lo rodean. Dar abrazos a tu hijo o hija le ayudará a desarrollar múltiples beneficios socioemocionales desde los primeros minutos de vida y durante toda su infancia.

Es importante recalcar que la calidad del contacto afectivo inicial de un bebé será determinantes en la formación de sus relaciones y la manera en que el pequeño o pequeña expresará sus emociones al crecer.

La importancia del abrazo en el desarrollo infantil

El abrazo es una muestra de afecto muy significativa, sobre todo durante la primera infancia. Mamá, papá y el resto de la familia deben estar involucrados en el desarrollo socioemocional del bebé y una manera de lograrlo es abrazándolo. Estos son algunos de los beneficios socioemocionales de los abrazos para los bebés:

  • Dan seguridad y protección 

Tomar a tu pequeño o pequeña en brazos le brindará la sensación de estar protegido y seguro. Esto le ayudará a generar mayor confianza en sí mismo y un mejor estado de ánimo.

  • Tienen un efecto calmante

El contacto afectivo reduce en tu bebé los niveles de cortisol, la hormona del estrés, generando un efecto de calma y tranquilidad. Los abrazos también ayudan a aliviar el llanto de tu hijo o hija, pues reducen la ansiedad y tristeza.

  • Fortalecen el vínculo afectivo

Un abrazo tiene la capacidad de liberar endorfinas y oxitocina, la hormona del amor, la cual genera una enorme sensación de bienestar y promueve los vínculos afectivos y el sano apego. Los abrazos promueven la comunicación afectiva.

  • Provocan felicidad

El abrazo sirve para liberar serotonina y dopamina, dos neurotransmisores estrechamente relacionados con el estado de ánimo, ayudando al niño o niña a sentirse alegre y pleno.

  • Aumenta el autoestima

El abrazo como muestra de afecto y apoyo genera confianza y felicidad en el pequeño o pequeña por lo que tendrá mayor autoestima, será más feliz y crecerá emocionalmente sano.

El primer abrazo de un bebé

El primer gran cambio en la vida de un bebé es su salida del útero materno al mundo exterior. Un estudio publicado por la Universidad Ricardo Palma, en Perú, en su revista científica Cuidado y salud / Kawsayninchis (Vol. 2 Núm. 2) demostró los beneficios de que el recién nacido sea colocado sobre el pecho de su madre en los primeros 30 minutos después del parto.

Algunas ventajas de este primer contacto en la fisiología del bebé son: 

  • estabilización en la frecuencia cardiaca y respiratoria
  • estabilización de su temperatura corporal
  • favorecimiento de la lactancia materna
  • reducción del llanto

El primer abrazo que brinda la madre a su bebé provoca la secreción de hormonas como la oxitocina, que genera confianza, bienestar, memoria social y amor para el bebé. Este contacto es el primer paso para una sana relación de amor y apego entre el bebé y su familia.

Por todas estas características, la Organización Mundial de la Salud recomienda mantener un contacto piel a piel con el bebé. Abrazar a tu bebé tendrá efectos positivos en la formación de su personalidad. 

Validado por Andrea Díaz Mendoza.
Psicóloga
Compartir