Alternate Text

5 beneficios de darle masajes a tu bebé

Darle un masaje a tu bebé es una manera maravillosa de vincularte con él o ella. Puedes hacerlo en cualquier momento, siempre y cuando no tenga fiebre o alguna herida. Una opción es incorporarlo en su rutina nocturna, pues es una excelente forma de terminar el día y relajarse por la noche o después del baño. 

Estos son algunos beneficios del masaje para bebés:

#1 Relajación 

Cuando le das un masaje a tu hijo o hija, estás estimulando su sistema nervioso central. Eso crea una reacción en cadena: hace que su cerebro produzca más serotonina, una sustancia química para sentirse bien. Como resultado, la frecuencia cardíaca y la respiración de tu pequeño se hacen más lentas, lo que significa que se relaja.

#2 Estimula su sistema circulatorio y digestivo

Según la Asociación Internacional de Masaje Infantil (IAIM), los masajes pueden estimular el sistema circulatorio y digestivo. A algunos bebés los ayuda con padecimientos como cólicos, gases o estreñimiento, sobre todo si el masaje se da en la planta de los pies. Además, como los masajes estimulan el flujo de sangre, son buenos para mantener saludable a tu hijo en temporada de gripe.

#3 Mejora su desarrollo motriz

Los masajes contribuyen el desarrollo motriz de tu pequeño. Dado que los movimientos se realizan de pies a cabeza, el sistema neurológico del bebé se estimula. Los estudios han demostrado un mejor desarrollo motor como resultado de masajear a los bebés.

beneficios de dar masajes a bebés

#4 Estimulan su sistema táctil

Las caricias en la piel del bebé ayudan a su sistema táctil. Estimular la piel del bebé es activar una gran parte de su cerebro, provocando que se produzcan conexiones entre las células del cerebro y ayudando al bebé a procesar el sentido del tacto.

#5 Ayuda a ser consciente de su cuerpo 

Los bebés no tienen idea de dónde termina su cuerpo. No saben que tienen dos manos y dos pies. Este concepto de conciencia corporal se aprende durante los primeros años, y los masajes ayudan a traer esa conciencia. Es una buena idea si le dices "esta es tu pierna" mientras tocas la pierna del bebé, etc. Tu hijo comenzará a asociar el lenguaje con la parte del cuerpo que se estimula, así además de estimular la parte corporal, se estimula el lenguaje.

Darle un masaje a su bebé es tan simple como agradable. Todo lo que necesitas es de 10 a 15 minutos. Elige un momento en que tu bebé esté tranquilo pero alerta.

Validado por Augusta Franco.
Terapeuta e instructora
Compartir