Alternate Text

Coordinación ojo-mano en bebés

Una de las primeras partes del cuerpo que un bebé descubre y reconoce como suyas, son las manos. Por esta razón alrededor de los dos meses, las niñas y niños pasan largos momentos mirándolas, examinándolas, girándolas lentamente frente a sus ojos, aprendiendo y comprendiendo que tienen la capacidad de moverlas a su antojo. 

La coordinación visomotriz, también conocida como óculo-motriz, óculo-manual, óculo-motora o simplemente ojo-mano, refiere a la habilidad y destreza de tomar un objeto previamente visto u observado.  

Existen muchas formas de estimular a tu bebé para que ejercite su coordinación ojo-mano. A continuación te compartimos algunas: 

1. Si tu bebé tiene entre dos y seis meses, acércale objetos que llamen su atención y espera a que los tome.

Puede ser un juguete con colores vistosos, una sonaja, una mordedera u otro objeto que no represente un peligro para él o ella. 

2. En esta etapa es probable que notes que tu bebé siente fascinación por llevarse a la boca todo lo que toca, ¡pero tranquila! Permítele hacerlo siempre y cuando sea seguro para su salud. 

Esta acción representa para tu hija o hijo el descubrimiento del mundo que lo rodea con ayuda de sus sentidos. Suelen participar la vista, el tacto y el gusto; aunque en ocasiones también se involucra olfato y oído.  

3. Si tu bebé tiene más de seis meses, y ya empezaron la Alimentación Complementaria, el método de alimentación Baby Led Weaning (BLW) puede ayudarle a practicar la coordinación ojo-mano.  

Se trata de la alimentación complementaria autoregulada en la cuál se permite al pequeño o pequeña, decidir por sí mismo qué alimentos comer y en qué cantidades. Este método también favorece el agarre o movimiento de pinza, que es la coordinación del dedo índice y pulgar para tomar objetos muy pequeños. 

Como podrás notar, la coordinación ojo-mano ayudará e impulsará el desarrollo de tu bebé en diferentes aspectos, por lo que estimularla y alentarle a practicarla le será de gran ayuda, pues estará afinando esta habilidad durante sus primeros años de vida. 

Validado por Augusta Franco Andrade.
Terapeuta Kinesióloga
Compartir