Alternate Text

¿Qué sigue después de que mi bebé aprende a sentarse?

Uno de los logros que todos los padres esperan de su bebé es cuando él o ella puede sentarse solo. Simplemente es muy emocionante ver cómo gana independencia.

Una vez que tu hijo se siente, no esperes que dure demasiado en esa posición. Así que es importante estar cerca por si pierde el equilibrio. A medida que la fuerza muscular de tu pequeño mejore, podrá sentarse un poco más de tiempo, pero probablemente se caerá de nuevo tan pronto como se emocione y comience a mover sus piernas.

Tu bebé desarrollará cierto control cuando se incline hacia adelante y se apoye con uno o ambos brazos. Esta posición es normal, ya que se considera la fase intermedia, porque tu hijo alterna entre volcarse y poder sentarse de forma independiente. Después de que haya mejorado al sentarse, aprenderá a moverse hacia adelante y hacia atrás para ponerse de rodillas.

¿Qué viene después de que el bebé se sienta?

Luego de que tu bebé alcance la meta de sentarse, las cosas irán demasiado rápido. ¡El gatear está a la vuelta de la esquina! Tu bebé habrá fortalecido su espalda y comenzado a desarrollar el equilibrio. Ahora es el momento de pensar en cómo protegerlo, así que debes ponerte en posición para gatear para mirar la habitación desde la perspectiva de él o ella.

Revisa si hay obstáculos, muebles o artículos peligrosos, como cajones, cables, cualquier objeto pequeño o papeles que puedan estar tirados.

¿Qué pasa si tu bebé no se sienta?

Si tu pequeño o pequeña no se ha sentado antes de los 9 meses, tranquila, cada bebé se desarrolla a su propio ritmo. Si ha alcanzado otras metas del desarrollo dentro de un rango normal, es probable que comience a sentarse pronto.

Validado por Augusta Franco.
Terapeuta e instructora
Compartir