Alternate Text

¿Desde qué edad sueñan los bebés?

El sueño es una necesidad biológica que ayuda al ser humano a rehabilitar las funciones físicas y psicológicas esenciales para un pleno rendimiento cotidiano. A los bebés en particular les ayuda a generar las conexiones neuronales necesarias para su desarrollo cognitivo. Además de descansar, la hora de dormir a veces es un momento para soñar pero, ¿alguna vez te has preguntado desde qué edad sueñan los bebés?

¿Desde qué edad sueñan los bebés?

Los bebés comienzan a soñar a partir de los 18 meses de edad, de acuerdo con la Asociación Española de Psiquiatría del Niño y el Adolescente. Aunque hay científicos que afirman que pueden soñar desde la etapa fetal, a partir de las 32 semanas de gestación (7 meses). Cuando se encuentran en el útero de mamá, los bebés duermen constantemente, de modo que sería posible que soñaran. Además, durante este periodo tienen mucho más sueño REM (Movimiento ocular rápido) que los adultos. 

El sueño REM es la fase en la cual los bebés sueñan y en la que hay más actividad cerebral. Hay otro tipo de sueño, el NREM, que se caracteriza por ser más profundo. Ambos trabajan en conjunto para relajar el cuerpo mientras descansas.

En los primeras semanas de vida los bebés empezarán a presentar distintos gestos como lo son el movimiento de los párpados, pataleo y agitación de sus bracitos que duran un tiempo estimado entre 10 a 20 segundos denominadas mioclonías neonatales benignas.

Dichos movimientos son respuesta a los estímulos del sueño de tu hijo o hija, suelen desaparecen durante el tercer mes de vida y no tienen consecuencias en su desarrollo neurológico y psicomotor.

De acuerdo con la Dra. Beatriz Romo, especialista de Abrazando su Desarrollo, una adecuada higiene de sueño ayuda a un mejor neurodesarrollo del bebé, adquiriendo habilidades de mejor manera. Conforme crece, los periodos de sueño del bebé van siendo poco a poco mayores y con esto también aumenta su capacidad de aprender.

¿Cómo sueñan los bebés?

Al igual que pasa con los adultos, las fases de sueño de los bebés se dividen en dos: REM y NO REM. El objetivo del sueño NO REM en los bebés consiste en recuperar la energía consumida durante el periodo de vigilia, enfocado al crecimiento de tu hijo o hija. Su fase REM, encargada de los sueños y pesadillas, involucra los procesos de aprendizaje, atención y memoria pues en esta etapa de descanso se generan conexiones neuronales importantes en el cerebro de cada bebé.

Presta mucha atención a las horas de sueño de tu bebé,  ya que la falta prolongada del sueño NO REM podría provocar su lento crecimiento, mientras que la insuficiencia de sueño REM podría generar consecuencias negativas sobre su desarrollo cognitivo y conductual.

Será hasta los 18 meses de edad que tu pequeño o pequeña empezará  a describir las pesadillas con gestos, haciendo una relación entre lo real y el sueño. Conforme tu hijo o hija adquiera más edad e incremente su capacidad de comunicación a través del lenguaje, sus sueños adquirirán mayor relevancia para su vida. Esto permitirá a los papás y mamás constatar que sus niños o niñas duermen y sueñan por fases.

Validado por Beatriz Romo.
Neuropediatra
Compartir