Alternate Text

¿Qué quiere decir mi bebé cuando señala?

Desde la etapa del balbuceo los bebés comienzan a combinar la acción de señalar objetos con su intento de hablaEn estas primeras combinaciones de comunicación verbal y no verbalgestos como señalar con el dedo, tienen la intención de decir: este, ese, allí, tú, él, ella, etcétera.

Aunque los bebés no conozcan palabras para expresarse, cuando señalan una persona, lugar u objeto, ya tiene nociones de la función gramatical de su acción, lo cual sienta las bases para la comprensión lingüística. 

Existen dos tipos de intenciones implícitas en el gesto de señalar con el dedo o la mano, diversos estudiosos del tema lo han abordado, como se explica en el artículo El desarrollo de la comunicación durante los dos primeros años de vida, de la Universidad Autónoma de Madrid: 

1. Intención imperativa: El niño o niña se comunica señalando con la intención de utilizar al adulto para obtener el objeto deseado. Por ejemplo: el bebé señala un juguete o su biberón para que el adulto se lo dé.

En otras palabras, es un acto mediante el cual el bebé regula la conducta del otro para lograr un fin. Es común en pequeños entre 8 y 10 meses. 

 Para impulsar su habla en esta etapa puedes enseñarle el nombre de diferentes objetos que tu bebé señale; con el paso del tiempo podrás añadir complejidad a esta actividad señalándolos tú y pidiéndole que él o ella los nombre. 

2. Intención declarativa: El niño o niña hace un el esfuerzo comunicativo para dirigir la atención del adulto hacia un objeto o lugar. Por ejemplo: el bebé señala un perro en el parque para que el adulto también lo vea. 

En este caso, el bebé busca la comunicación en sí, su intención es compartir con el otro y transmitir información acerca de los objetos. Es común en bebés de 11 meses en adelante.

Para estimularlo puedes decirle “yo veo…” y mencionar diferentes objetos que haya en el entorno mientras lo señalas, para que él o ella puedan identificarlo visualmente.

Como podrás ver, es muy sencillo impulsar y estimular el desarrollo del habla de tu hijo, con pequeñas acciones cotidianas. 

Validado por Andrea Díaz Mendoza.
Psicóloga
Compartir