Alternate Text

¿Qué significa la risa de tu bebé?

Si ver la primera sonrisa de tu bebé fue realmente emocionante, ahora imagina escuchar su risa.

Ese momento podría llegar cuando tu hijo o hija tenga alrededor de 3 o 4 meses, etapa en que ya te reconoce a ti o a quien lo cuide, cuando empieza a desarrollar su sentido de percepción. Y cuando la dejen escapar, lo mejor que debes hacer es reír también. Eso es lo que tu pequeño esperará, ya que es una buena forma de desarrollar sus habilidades sociales.

¿Qué causa la primera risa del bebé?

“Sonreír y reír son índices de nuestra comprensión del mundo. Los adultos se ríen de algo cuando lo encuentran sorprendente o inusual; es exactamente lo mismo para los bebés", explica a The Independent el doctor Caspar Addyman, quien se ha dedicado a estudiar a profundidad lo que hace reír a los bebés. 

Los bebés son demasiado pequeños para reaccionar a lo que ven en televisión, así que la primera risa puede salir de la nada. Pero a medida que un niño crece, ocurre más como una reacción física a algo que se siente bien, como cuando les haces cosquillas o soplas en su vientre.

Significado de la risa de tu bebé

Cómo cambia la risa en los bebés

Escucha atentamente la risa de tu hijo, ya que el tono vocal cambia con el tiempo a medida que se desarrolla la laringe. Cuando los bebés se encuentran entre los 9 y 12 meses de edad, su risa también tendrá más intención en comparación con la de un bebé de 4 meses, ya que al ser más chicos, únicamente reaccionan de manera refleja, sin intención específica.

Mientras más entienda tu hijo, más posibilidades tendrá de soltar “carcajadas”. Por ejemplo, alrededor de los 12 meses, cuando comprende el concepto de que las cosas existen, incluso cuando no las puede ver (lo que se conoce como "permanencia del objeto"), es probable que el bebé se ría con mucho entusiasmo.

Jugar a esconder tu rostro pondrá en marcha estas risas, también lo hará un juego de sorpresa, como cuando apilas bloques y luego los derribas. Ya que el bebé se da cuenta de que esos bloques se deben apilar, es muy divertido para él cuando se caen al piso.

Si tu hijo aún no se ha reído dentro del marco de tiempo tradicional, es importante acudir con el pediatra, ya que es un indicador importante de la madurez emocional.

Validado por Augusta Franco.
Terapeuta e instructora
Compartir