Alternate Text

El gateo y sus variantes

El gateo es un hito primordial para el desarrollo de tu bebé, y aunque no existe una edad específica para que tu hija o hijo lo inicie, es común que inicie entre los siete y diez meses.

Por otro lado, debes saber que tampoco existe un tiempo ideal para esta etapa, algunos bebés lo utilizan como su forma de desplazarse por un par de semanas y otros durante meses. Algunos otros pasan de etapa reptar a practicar el estar en pie y aventurarse a dar sus primeros pasos sin pasar por el gateo

Que tu bebé lo practique es un hito del desarrollo muy importante ya que favorece esenciales habilidades cognitivas y motrices, como el patrón cruzado. 

Debes saber que existe solo una forma de gateo, la estándar, en la que el bebé usa cuatro puntos de apoyo: manos y rodillas; los demás son desplazamientos compensatorios y no son ideales, pues indican que el niño o niña no desarrolló suficiente fuerza en sus brazos y piernas, o que su sistema motor y nervioso no han alcanzado la madurez deseada 

Gateo estándar 

El apoyo se encuentra en ambas manos y rodillas, es la forma más común e indicada de ver a los pequeños y pequeñas desplazarse antes de aprender a caminar. 

Desplazamiento de oso 

Las manos y pies se encuentran apoyados en el suelo, utiliza la flexión de las piernas y el impulso de los pies para poder avanzar. 

Si tu bebé se desplaza de esta manera, te recomendamos hacer ejercicios para fortalecer sus brazos.  

Desplazamiento sentado 

El bebé ubica el soporte principal en sus nalgasapoya las manos en el suelo utiliza la flexión de las piernas para impulsar el avance.  

Aprovecha cualquier oportunidad para corregir esta postura y poner a tu bebé en cuatro puntos. 

Desplazamiento de remo  

El apoyo se ubica en tres puntos. Es el desplazamiento utilizando la postura estándar, pero manteniendo una pierna flexionada hacia adentro; se utiliza el pie de la pierna flexionada para dar impulso al cuerpo. 

Esta postura indica una falta de fuerza en la cadera, para ayudar a tu bebé trabajen ejercicios para fortalecer sus piernas.

Desplazamiento de arrastre 

En esta compensación el bebé toma la postura pecho tierra, es decir, como soldado. El punto de apoyo es el abdomen y utilizará los brazos y piernas para impulsarse. Para ayudar a tu bebé, realicen ejercicios que favorezcan el patrón cruzado. 

Como ves, existen diferentes formas de desplazamiento, y aunque la ideal es la estándar, si tu bebé presenta alguna otra, deberás incentivar el patrón cruzado ya que este es el que nos asegura la activación bi-hemisférica y la coordinación ojo mano.

Gatear en cuatro puntos permite a tu bebé fortalecer los músculos de sus brazos, piernas y cuello, así como practicar la coordinación ojo-mano. Favorece las conexiones neuronales y facilita algunas de las habilidades que necesitará en su vida escolar.

Recuerda que cada niño avanza a su propio ritmo, por lo que no deberás comparar ni presionar a tu hijo o hijaconsulta a un profesional de la salud si piensas que está pasando algo con el desarrollo de tu bebé, él podrá orientarte, resolver tus dudas y canalizarte en caso de ser necesario. 

Validado por Augusta Franco Andrade.
Terapeuta Kinesióloga
Compartir