Alternate Text

Jugar con papá impulsa el desarrollo infantil

El juego es una de las herramientas de aprendizaje que los pequeños y pequeñas utilizan durante sus primeros años de vida; es una de las formas más sencillas de impulsar diferentes áreas del desarrollo infantil.

En general, es común que las y los niños tengan juegos y actividades tranquilamientras están en compañía de su madre, y que la actividad se intensifique en todos aspectos con la presencia del padre, es decir, los juegos con papá suelen ser más bruscos e involucran mayor actividad física y movimiento. 

 Ante esta situación, también es común que las mamás sientan preocupación al ver la rudeza, pero por increíble que parezca, esto beneficia a los niños y niñas en muchos aspectos, por ejemplo, al tener juegos toscos con papá: 

  • Se estimula el movimiento
  • Promueve el equilibrio
  • Favorece la motricidad gruesa
  • Promueve la coordinación
  • Ejercita su cuerpo
  • Proporciona emociones positivas
  • Se crea un sentimiento saludable de competitividad

 De acuerdo con un estudio realizado en 2012 por Geoffrey Brown, investigador de la Universidad de Georgia, "El vínculo de la madre se establece en la infancia, y los investigadores creen que el vínculo del padre se expresa un poco más tarde, cuando el padre sirve como una base segura que le permite al niño explorar y tomar riesgos".

A pesar de que las actividades con el padre pueden parecer agresivas o bruscas, tanto él como el pequeño o pequeña, sienten la confianza de que con esta interacción nadie saldrá lastimado. Además, este tipo de juegos involucran un proceso evolutivo en donde el infante se ve desafiado a vencer las situaciones presentadas, como intentar ser más veloz o fuerte que papá.

Jugar juntos incluso podría despertar en los niños y niñas una sensación por lograr el éxitopues aunque de momento parezca querer lograrlo sólo en el juego, a futuro podría verse reflejado en otras áreas. 

 Como podrás ver, jugar rudo con papá tiene muchos más beneficios de los que imaginaste, pues además de favorecer el vínculo afectivole enseña importantes lecciones de vida, lo desafía a enfrentar miedos, y le ayuda a ejercitar todas las partes de su cuerpo. 

Validado por Augusta Franco Andrade.
Terapeuta Kinesióloga
Compartir