Alternate Text

La importancia del juego. ¡Que inicie la diversión!

El juego es un elemento básico en la vida de un niño, ya que surge de manera natural y es una de las maneras en las que expresan sus emociones y sentimientos. Jugar con tu bebé siempre será una oportunidad para que generes un vínculo con él o ella.

Además de divertirse, el juego es necesario para el desarrollo de distintas capacidades, como las siguientes:

Físicas: Mejora su coordinación y motricidad.

Sensorial y mental: Aprende a reconocer formas, tamaños, colores y texturas.

Afectivas: Diferencia y experimenta distintas emociones.

Conocimiento de su cuerpo: Identifica sus límites y los de su entorno.

Trabajo en equipo: Le ayudará a relacionarse con otros.

 

Recuerda que el juego le da a tu hijo la oportunidad de aprender quién es, el alcance de lo que puede hacer y cómo puede relacionarse con los demás. En resumen, ayuda a su desarrollo físico, emocional y social.

Validado por Beatriz Romo Pardo.
Neuropediatra
Compartir