Alternate Text

¿Qué estimular en tu bebé de 12 a 23 meses?

El movimiento es el estímulo más importante para el desarrollo y desde que tu bebé comienza a desplazarse, se convierte en un explorador permanente. Es así como aprenderá los conceptos espaciales de arriba, abajo, adentro, afuera, adelante, atrás y la relación de su cuerpo con el mundo. 

Esta etapa se caracteriza por una actividad constante, en la que tu bebé reafirma su individualidad y aprende a diferenciar el medio que lo rodea. Por eso, es importante que le definas los límites que irán adecuando su conducta.

Jugar y relacionarse con otros niños y niñas es una necesidad para su desarrollo y aprendizaje, que va consolidando el juego simbólico y eso lo vuelve más imaginativo y creativo.

De la siguiente lista, identifica qué actividades ya realiza tu bebé para fortalecerlas y cuáles no, para estimularlas correctamente.

  • Suelta las cosas con delicadeza
  • Pronuncia claramente algunas palabras
  • Bebe de una taza de dos asas
  • Se le facilita usar la cuchara
  • Empuja y jala cosas
  • Trata de aventar objetos
  • Entiende instrucciones sencillas
  • Hace sus primeros garabatos
  • Comienza a correr
  • Sabe dar pasos hacia atrás y hacia los lados
  • Su vocabulario está entre 50 y 200 palabras
  • Imita a niños mayores
  • Sube y baja de la cama o el sillón
  • Baja las escaleras con ayuda de un adulto
  • Aprende a patear una pelota
  • Le gustan los juegos de simulación
  • Puede apilar cosas
  • Se agacha y se para sin caerse
  • Da algunos pasos sin sostenerse de nada
  • Dice “no” con la cabeza
  • Golpea dos objetos
  • Conoce las partes de su cuerpo y las señala cuando se le pide
  • Se sienta y cambia solo de posición
  • Come con las manos
  • Camina bien
  • Baila cuando escucha música
  • Muestra señales de que está listo para ir solo al baño

Recuerda que los bebés se desarrollan a su propio ritmo, algunos más rápido que otros, por eso es importante realizar algunos ejercicios, para estimular su desarrollo. 

 

Validado por Beatriz Romo Pardo.
Neuropediatra
Compartir