Alternate Text
¿Por qué es importante el movimiento?

¡Salta sin parar! Tipos de saltos que puede hacer tu hijo

viernes, 04 de mayo de 2018

Dentro de las habilidades motrices básicas de los niños está el saltar, ya que de ahí dependerá el desarrollo de otras actividades físicas, deportivas y de desplazamiento.  Saltar estimula el sistema vestibular, encargado de mantenernos en la gravedad y este, tiene varias interconexiones con casi todas las partes del cerebro.

Antes de los dos años de edad, notarás que empieza a intentarlo con un pie en el suelo, a los dos años ya podrá impulsarse con ambos pies de forma rígida y con los brazos hacia atrás; y a los tres años ya lo hará con mayor facilidad.

Para que puedas ayudarlo a desarrollar esta habilidad, es importante que conozcas cuáles son las fases del salto; así podrás estimular su motricidad mientras va creciendo.

Los saltos se componen de cuatro partes: 

  1. Estar quieto: es la posición en la que estará tu pequeño antes de realizar el salto.
  2. El impulso: es la fuerza que ejercerá su cuerpo (brazos, piernas, tronco) para conseguir el salto.
  3. El vuelo: es el momento en el que su cuerpo se despega del suelo y se mantiene en el aire.
  4. Caída: es el momento en el que vuelve a tocar el suelo.

Los saltos pueden ser: 

- Verticales: son lo que se realizan hacia arriba. Por ejemplo para tomar un objeto en alto o alcanzar un balón.

- Horizontales: son los que se realizan hacia delante. Por ejemplo: saltar un charco, un salto de longitud, brincar un objeto.

- De altura: son los que se realizan cuando estamos más altos que el suelo al que queremos llegar. Por ejemplo: saltar hacia una alberca, desde un escalon al piso.

Saltar con ambos pies, le ayudará a tu pequeño a desarrollar sus habilidades motoras, a mejorar su estructura espacial y temporal, su coordinación, control de la postura  y además a tomar decisiones por sí mismo  mientras está en movimiento. 

Recuerda, es importante comenzar con pequeñas alturas y poco a poco ir proponiendo retos. Puedes ayudarlo a saltar, brindándole tus manos como apoyo.

Validado por Augusta Franco. Kinesiologa y Fundadora de Megabrain

Artículos relacionados