Alternate Text

10  actividades cotidianas para practicar la coordinación viso-motriz

La coordinación viso-motriz es una habilidad cognitiva que comprende el realizar actividades utilizando la vista en conjunto con cualquier otra parte de su cuerpo, puede ser:  

  • Ojo-mano
  • Ojo-mano-boca
  • Ojo-pie(s)
  • Ojo-pierna(s) 
  • Ojo-cabeza

Este tipo de coordinación involucra:  

  1. Motricidad fina, por ejemplo:el agarre de pinza refiere a la habilidad de usar el dedo índice y pulgar para tomar un objeto muy pequeño previamente visualizado.  

Para realizarlo es necesaria la motricidad fina y coordinación ojo-mano. 

2. Motricidad gruesa, por ejemplo: el pequeño o pequeña ve una pelota, camina o corre hacia ella e intenta golpearla usando una de sus piernas. Aunque ahora nos parezca una actividad sencilla, lograrlo requiere de cierto nivel de destreza y mucha práctica. 

Alrededor de los dos años, es común que los niños y niñas realicen sin problema una serie de tareas que impliquen coordinación viso-motriz con destreza fina y gruesa. Sin embargo, es importante ejercitarlas para tener un mejor dominio de su propio cuerpo 

A continuación, te compartimos una serie de actividades que tu peque puede realizar para practicar la coordinación viso-motriz: 

Coordinación ojo-mano 

  • Lavarse las manos 
  • Romper papel en trozos pequeñitos
  • Pasar un poco de agua de un vaso a otro
  • Arrugar papel
  • Lanzar la pelota a un punto determinado

Coordinación ojo-mano-boca 

  • Cepillarse los dientes
  • Comer por sí mismo 

Coordinación ojo-piernas / ojo-pies 

  • Ponerse pantalones
  • Subir escaleras
  • Saltar con ambos pies para caer en un punto determinado 

Como puedes ver, existen muchas actividades cotidianas que pueden divertir a tu pequeño o pequeña ayudarle a practicar la coordinación.  

Validado por Augusta Franco Andrade.
Terapeuta Kinesióloga
Compartir