Alternate Text

Beneficios de que tu hijo o hija conviva con más niños

A partir de los tres años, tu hijo o hija está listo para convivir con otros niños. Cuando los niños y niñas son muy pequeños, entre 1 y 2 años, juegan en paralelo con otros pequeños. Es decir, pueden estar en el mismo espacio, pero sin compartir sus juguetes o tomar turnos. Es importante que mientras vaya creciendo, tu pequeño o pequeña aprenda a convivir con más niños.

¿Por qué debe tu hijo o hija aprender a convivir?

Las primeras interacciones de tu bebé en la infancia le ayudarán a desarrollar sus habilidades sociales y permitirán que entienda conceptos como compartir, la empatía y posteriormente, el trabajo en equipo.

Antes de que tu pequeño o pequeña conviva con otros niños de su edad, es importante que lo ayudes a practicar ciertas interacciones. Por ejemplo, juega con él y hagan turnos para agregar bloques a una torre o patear una pelota. Pide a tu hijo que diga “mi turno” y “tu turno”.

También puedes enseñarle a compartir. Por ejemplo, si estás jugando con plastilina, dale a tu hijo un pedazo y dile: "Compartamos mi plastilina, una parte para ti y otra para mí". Cuando hagan esto juntos, di algo como "es agradable compartir" o "gracias por compartir conmigo".

convivencia con más niños

Conceptos básicos para convivir con otros niños

Los valores y las normas de convivencia social pueden aprenderse desde niños. Muchos de ellos tu hijo o hija los desarrollará a través de convivir con otras personas de su edad. Por ejemplo:

  • Si otro niño se lastima, tu hijo o hija querrá ayudarle para que se sienta mejor. Así aprenderá empatía.
  • Si ya entiende lo que significa compartir, escuchará a otros niños y la interacción será más sencilla. No tendrás que interferir.
  • La convivencia con otros niños lo ayudará a entender que hay otros pequeños con los que comparte intereses, y preferirá ser amigo o amiga de un niño que baile o juegue con pinturas. Así es como comienzan las conexiones emocionales en los pequeños y pequeñas.  
  • Su confianza aumentará al relacionarse con otros pequeños. Posteriormente verás cómo tu hijo o hija busca un espacio para jugar o reírse con otro pequeño.

Una vez que tu bebé comience a llevarse bien con otros niños, organiza reuniones para que jueguen y se diviertan juntos. 

Validado por Andrea Díaz Mendoza.
Psicóloga
Compartir