Alternate Text

Beneficios de que tu hijo aprenda a nadar desde pequeño

Hay muchos beneficios de la natación para los niños y bebés, muchas clases comienzan alrededor de los tres meses, sin embargo, se recomienda consultar con el médico antes de inscribir a tu hijo a alguna clase.

Al nadar, tu bebé mejora su coordinación, fomenta los movimientos libres y armoniosos, promoviendo la conexión sináptica, facilitando la madurez neuronal de acuerdo a la edad.

Un estudio de más de 7,000 niños de la Universidad de Griffith en Australia, sugirió que los niños que nadan tienen avances en el desarrollo físico y mental en comparación con sus compañeros que no nadan. 

Aquí hay algunos beneficios potenciales de la natación infantil

  • Ayuda a mejorar la coordinación y el equilibrio. Debido a que gran parte del cuerpo de tu bebé está apoyado por el agua, el enfoque principal para ellos es mantener el equilibrio. En general, los pequeños que nadan tienen un balance mucho mejor fuera de la piscina.
  • Fortalece a tu bebé por dentro. Mientras que la natación ayudará a desarrollar sus músculos y articulaciones, también mejora la fuerza de su corazón y pulmones, y ayuda a desarrollar su cerebro.
  • Aumenta su confianza.
  • Mejora el desarrollo psicomotor, ya que proporciona libertad y continuidad de movimientos, promoviendo una mayor coordinación motriz. Esto se genera, ya que la ausencia de gravedad permite el desarrollo de cualquier ejercicio con mayor agilidad. Todos los músculos se activan armoniosamente.
  • El sistema cardiorrespiratorio mejora y se fortalece. Gracias a los ejercicios respiratorios que hace el niño dentro del agua, su oxigenación y traslado de la sangre es más eficiente.
  • Proporciona tiempo de unión de calidad. Los minutos en la piscina es una de las pocas veces en que tu hijo tiene toda tu atención, así que aprovecha al máximo.
  • El tono muscular se fortalece al enfrentar el movimiento sumado a la resistencia del agua. Así mismo, el factor hidrodinámico del agua ayuda a aumentar la tonificación muscular.
  • Ayuda a la relajación sana, permitiendo que a través del ejercicio en la alberca el niño libere estrés y la tensión nerviosa que pueda traer acumulada.
  • Incrementa la fuerza gracias a los ejercicios musculares, favoreciendo el desarrollo de habilidades psicomotrices. 

La natación en general es excelente para la salud física, además de que tiene beneficios para la salud mental.

 

Validado por Augusta Franco.
Terapeuta e instructora
Compartir