Alternate Text

¿A qué edad se debe visitar al oftalmólogo?

Desde el embarazo se comienzan a desarrollar los sentidos de tu bebé, y de recién nacido será sometido a una revisión general de la salud de los ojos  que regularmente se realiza en el hospital. 

De hecho, desde el 24 de abril del 2013, está estipulado que a los recién nacidos se les debe aplicar el tamiz oftalmológico neonatal, a la cuarta semana del nacimiento, para la detección temprana de malformaciones que puedan causar ceguera, catarata congénita, glaucoma congénito y retinoblastoma, por ello, es importante enfatizar que todos los niños deben tener dicho tamiz.  

Durante el primer año de vida, los bebés son revisados mes a mes por el pediatra, quien incluye esta revisión oftalmológica como parte de su consulta; sin embargo, al llegar a los tres años o cuatro años, aproximadamente, es recomendable que a los niños se les lleve con un oftalmólogo para hacer revisión especializada.  

Esa edad es ideal porque se puede intervenir y tratar padecimientos que pudieran afectar la visión pues la plasticidad neurológica es buena.

ABRAZANDO SU DESARROLLO A qué edad se debe visitar al oftalmólogo

El oftalmólogo es quien está capacitado para realizar los exámenes de la vista, microcirugías y diagnosticar desórdenes de procesamiento visual, recetar lentes en caso de ser necesario, entre otros. Los oftalmólogos pediatras están específicamente dedicados a los padecimientos de los menores. 

Lo que se evalúa es la agudeza visual (nitidez de la visión) y se evalúa por medio de una tabla optométrica. Y, aunque la mayoría de los niños no requerirán lentes, es importante que el experto haga este examen.  

En la primera cita con el experto, es muy probable que realice los siguientes exámenes: 

  • La valoración de la agudeza visual y los campos visuales 
  • El estudio de las pupilas 
  • La alineación y los movimientos oculares  

Identifica si tu hijo tiene problemas de la vista 

Pon atención en diversos momentos del día para identificar si: 

  • Es muy sensible a la luz 
  • Se frota los ojos regularmente 
  • Dice ver las cosas “borrosas” constantemente   
  • Se le ponen los ojos rojos con facilidad y frecuencia 
  • Lagrimea sin razón aparente  

Recuerda que los padecimientos en los ojos podrían tener consecuencias en varios aspectos de su vida si no se atienden a tiempo. Este tipo de afectaciones comienzan a nivel físico con dolores de cabeza y podrían influir en el desempeño escolar una vez que entre a clases.

Validado por Claudia Cecilia Constantino Robles.
Pediatra
Compartir