Alternate Text

7mo Taller virtual: Baile con porteo

En apoyo al desarrollo de los niños en el contexto del distanciamiento social, en Abrazando su desarrollo planeamos una serie de talleres virtuales gratuitos que podrán disfrutarse en

transmisiones vía Facebook

Impartido por Pita Espriu, madre de 2 hijos, promotora del parto natural y humanizado, pro lactancia, apasionada del baile, instructora de baile con porteo y triatleta en busca del equilibrio cuerpo, mente y espíritu. 

Al nacer, los bebés saben que su espacio seguro es cerca de sus padres, qué mejor que cerca del corazón. El baile con porteo permite a los bebés tener dicho sentimiento al escuchar los latidos de su mamá, así como sentir su calor. Al estar en postura erguida, el bebé tiene beneficios musculares, anatómicos y digestivos mientras recibe estímulos sensoriales; además , diversos estudios demuestran que los bebés que tienen constante contacto físico llegan a ser adultos mucho más seguros y sociales, ya que crecen con mayor confianza en sí mismos. Por su parte, la madre dedica tiempo a su persona, generando bienestar, así como una mejor condición física y estado de ánimo. Todo esto genera un vínculo satisfactorio entre madre e hijo, lo cual permite mejorar su relación y crear un ambiente de alegría, amor y plenitud. El baile con porteo es una excelente oportunidad para que las mamás puedan salir de la rutina, reduciendo los niveles de estrés ya que, al activar tu cuerpo liberas endorfinas. Tu bebé, al percibir tu tranquilidad, estará de mejor humor, lo que los hará disfrutar sus momentos juntos.

Los resultados los verás al ser tú una mamá más fuerte, contenta y con un mejor estado de ánimo; y tu bebé crecerá con mucha más confianza al pasar mucho más tiempo cerca de tu corazón.

Beneficios para el bebé

  • Refuerza el vínculo con mamá o papá.
  • Recibe estimulación sensorial y muscular.
  • Se relaja y puede conciliar con mayor facilidad el sueño.
  • Se siente seguro y protegido.
  • Llora menos pues disminuyen los cólicos y el reflujo.
  • Desarrolla su cadera y columna.
  • Mejora su autoestima al sentirse amado y cuidado.
  • Fortalece su equilibrio y la noción del espacio.

Beneficios para la madre

  • Tonifica músculos y recupera fuerza.
  • Mejora la elasticidad y coordinación.
  • Se liberan hormonas que ayudan a mejorar el estado de ánimo.
  • Se siente con más energía.
  • Mejora la circulación y la digestión.
  • Puede salir de la rutina y canalizar el estrés.

Necesitarás:

-Un porta bebé cómodo y seguro, que permita a tu bebé estar confortable y que ti te permite tener libertad de movimiento en brazos y en piernas. El espacio donde bailes debe estar limpio y ser amplio para que puedas moverte sin el riesgo no golpearte o tropezar.

-Ropa cómoda y ligera, que te permita libertad de movimiento. Usa zapatos que no se resbalen para evitar caídas. Tu bebé debe usar ropa ligera, ya que al estar pegadito a ti y tú en constante movimiento, se generará mucho calor.

Algunos consejos:

-Si tu parto fue natural, te recomiendo haber cumplido 8 semanas tras el mismo; si tuviste cesárea te recomendamos haber cumplido 12 semanas tras la cirugía. En ambos casos, debes tener el alta de tu médico para poder iniciar actividad física.

-Debes vestirte con ropa cómoda, de preferencia deportiva, o bien ligera y confortable y que te permita hacer cualquier movimiento.

- Tu bebé debe estar vestido con ropa fresca, ya al estar tan cerca de ti y con la actividad física van a sudar.

- Deberás usar calzado cómodo y de preferencia que no sea resbaloso. Te recomendamos un par de tenis.

- Es indispensable tener limpio y en buen estado tu “porta bebé”. Los más cómodos para este tipo de actividad son los fulares o rebozos. Lo importante es que tu bebé siempre esté bien sujeto, así como seguro y que tu estés cómoda.

- Las clases deben desarrollarse en un espacio limpio y amplio, donde puedas dedicar un tiempo a ti y tu bebé.

- El baile con porteo puede ser practicado a cualquier hora del día, adapta tu rutina a los horarios familiares para que tu bebé tenga satisfechas sus necesidades básicas, por ejemplo, que no tenga hambre.

- En cuanto a la frecuencia, bastará con dos o tres sesiones a la semana para que se vayan acostumbrando. Aunque si vas empezando a realizar actividad física, quizá con una vez a la semana sea suficiente.

- No olvides tener siempre a la mano agua o alguna bebida hidratante de tu preferencia. Evita bebidas muy dulces o procesadas.

-Si en algún momento te sientes muy cansada, toma una pequeña pausa, respira hondo y retoma la clase.

-Si algún paso de baile no te sale, ¡no te preocupes! La práctica te ayudará a ser mejor, además lo más importante es que disfrutes del baile. Mientras más alegre y relajada estés, tu bebé estará más tranquilo y disfrutará este momento.

Bailar con tu bebé podrá ser parte de una rutina divertida que te lleve a tener un estilo de vida más saludable y una relación más estrecha con él.

Sigue atenta a nuestros próximos talleres a través de:

 

Validado por 7mo Taller virtual: Baile con porteo.
7mo Taller virtual: Baile con porteo
Compartir