Alternate Text

Primer Gran Taller de Abrazando su Desarrollo: "Mamá en equilibrio, bebé en desarrollo"

El yoga prenatal es uno de los ejercicios con los que puedes prepararte mejor para la llegada de tu bebé, pues es una actividad que brinda calma, fuerza y balance a las futuras mamás y que beneficia a tu hijo o hija desde antes de que nazca. Es por esto que fue elegido como el tema central del Primer Gran Taller de Abrazando Su Desarrollo: “Mamá en equilibrio, bebé en desarrollo”, que se llevó a cabo el 24 de mayo en Papalote Museo del Niño, en la Ciudad de México.

La instructora Lola Casillas, experta en yoga prenatal y postparto, mostró a las asistentes cómo el movimiento consciente del cuerpo y los ejercicios de respiración son muy importantes para vivir un embarazo más feliz y saludable. 

Practicar yoga prenatal trae consigo muchos beneficios. Para hacerlo no es necesario haber practicado otros tipos de yoga antes del embarazo, ya que los ejercicios son sencillos, están diseñados para relajar a la madre y para empezar a crear lazos afectivos con el bebé.

Hoy en día, es común que se recomiende hacer yoga prenatal a las mujeres que buscan tener un parto natural, ya que reduce el estrés y mejora la condición física y mental de las mamás durante el trabajo de parto, por lo que facilita el nacimiento. Además de que la recuperación posparto suele ser más suave y rápida. 

Beneficios del yoga prenatal

Las futuras mamás que asistieron al Primer Gran Taller de Abrazando Su Desarrollo aprendieron a utilizar el yoga prenatal como una herramienta para mejorar su condición durante el embarazo y prepararse para el parto. Además, tuvieron la ventaja de tomar su clase de yoga prenatal acompañadas por otras mujeres que, como ellas, conocen los retos que trae consigo esta etapa de sus vidas.

Durante el taller, Lola Casillas y la psicóloga Andrea Díaz, especialista de Abrazando Su Desarrollo, compartieron con las asistentes los beneficios del yoga durante el embarazo: 

  • La respiración consciente y la meditación puede calmar la mente y reducir la ansiedad y el estrés,
  • La actividad física libera tensión muscular, producto de pasar muchas horas sentada o parada,
  • Incrementa la fuerza física y resistencia ya que tonifica y fortalece los músculos usados en el parto: piso pélvico, piernas y espalda baja,
  • Ayuda a encontrar balance físico y emocional,
  • Reduce la retención de líquidos,
  • Ayuda a respirar adecuadamente,
  • Mejora el descanso,
  • Reduce los síntomas del insomnio, 
  • Libera endorfinas, neurotransmisores que permiten vivir un embarazo más feliz y son necesarias durante el trabajo de parto, 
  • Mejora las molestias en toda la espalda, 
  • Mejora la flexibilidad y la circulación en todo el cuerpo, 
  • Promueve un parto natural más fácil y seguro, 
  • Ayuda a crear lazos afectivos con el bebé desde el parto,
  • Promueve una mejor y más rápida recuperación posparto 

Consejos para tu primera clase de yoga prenatal

De acuerdo con la experta Lola Casillas, estos son algunos consejos para que te animes a practicar el yoga prenatal:

  • Organiza tu agenda y haz un espacio para tu clase de yoga, recuerda que este es el espacio para ti y tu bebé, 
  • Viste ropa cómoda y no olvides llevar un tapete de yoga, 
  • Procura llegar a tu clase unos minutos antes para evitar el estrés, 
  • Disfruta cada clase y permítete conectar con tu bebé,
  • Recuerda que también puedes seguir el sitio de Abrazando Su Desarrollo, donde podrás encontrar videos con ejercicios de yoga. (ajustar, este texto vivirá en el sitio de ASD)

 

Tener actividad física durante el embarazo es esencial, pero antes de inscribirte en una clase de yoga o de adoptar una nueva rutina de ejercicio debes consultar a tu médico. El yoga prenatal es para ti y para tu bebé, así que recuerda, motivar su movimiento es abrazar su desarrollo. 

Validado por Augusta Franco.
Terapeuta e instructora
Compartir