Alternate Text

La importancia del hierro durante el embarazo

El hierro es un mineral necesario en el desarrollo del ser humano, pues el cuerpo lo utiliza para fabricar hemoglobina, proteína presente en los glóbulos rojos que se encarga de distribuir el oxígeno de los pulmones a diferentes partes del cuerpo. El consumo de hierro durante el embarazo es particularmente importante, ya que ayuda a mantener la fortaleza del sistema inmunológico, se relaciona con múltiples funciones como crecimiento, regulación de información genética y enzimas.

Durante el embarazo, aumentan los requerimientos de  diversos nutrientes, entre ellos el hierro, pues la cantidad de sangre que circula por el cuerpo aumenta hasta en un 50%, si te encuentras en esa maravillosa etapa seguro te interesa saber cómo el hierro contribuye al desarrollo de tu bebé, y cuales son los efectos de una deficiencia.

Consulta a tu médico para asegurarte de que estás consumiendo las cantidades correctas de nutrientes durante este periodo.

La importancia de consumir hierro durante el embarazo

En los meses de gestación de tu bebé es necesario que aumentes la ingesta de hierro pues requerirás mayor producción de hemoglobina, misma que suministrará oxígeno a tu hijo o hija.

El hierro tiene una relación directa con el desarrollo óseo de tu bebé, especialmente en el tercer trimestre. Esto se debe a que es un componente importante del colágeno, proteína presente en huesos, cartílagos y piel. De igual manera es importante en la formación de los distintos aparatos y sistemas que conforman el cuerpo de tu bebé y también nutre la placenta.

¿Cuánto hierro debo ingerir durante el embarazo?

El hierro es necesario en todas las etapas del desarrollo de tu bebé y durante el embarazo deberías ingerir de 30 a 60 miligramos de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud. Si sigues esta recomendación evitarás el padecimiento de una anemia y la aparición de estrías, ya que como componente importante del colágeno, el hierro ayuda a tu piel a adaptarse a los cambios en el embarazo.

Puedes encontrar hierro de manera natural en alimentos vegetales y de origen animal, estos últimos hacen que el hierro sea más asimilable por el cuerpo humano: carnes rojas, pollo pescado y huevo. En las legumbres y verduras también está presente, sólo que este es menos asimilable y existe en cantidades menores: lentejas, nueces, acelga, espinaca y tomate. Asegura una correcta absorción complementando tu dieta con vitamina C; esta puede hacer que tu cuerpo aproveche hasta 6 veces más hierro.

¿Qué pasa si no consumo suficiente hierro en el embarazo?

Si no tienes una ingesta adecuada de hierro durante tu embarazo, podrías padecer anemia. Entre las consecuencias de una anemia por deficiencia de hierro están partos prematuros, bebés con bajo peso al nacer, depresión posparto, cansancio, debilidad, caída del cabello.

Recuerda, si tienes alguna duda sobre si estás consumiendo lo adecuado de cada nutriente consulta a un especialista.

Validado por Beatriz Romo Pardo.
Neuropediatra
Compartir