Trastornos del sueño
Trastornos del sueño
Avalado por:
Avalado por:
Neuropediatra
Encuentra contenido avalado por nuestras especialistas y obtén recomendaciones personalizadas realizando nuestro test.
Ya respondiste exitosamente nuestro test. Te invitamos a ver el contenido sugerido para tu bebé.
test 2-4 años
2 4 A
Conocer las áreas de oportunidad de tu bebé, te ayudará a impulsarlo adecuadamente. Responde nuestro breve test y descubre sus habilidades.
2 4 A test 2-4 años
Aprendizaje
Test5
Aprendizaje
¿Arma rompecabezas de 2 o más piezas?
Pregunta 1 / 10
2 4 A test 2-4 años
Aprendizaje
Test5
Aprendizaje
¿Clasifica por color, tamaño o forma objetos?
Pregunta 2 / 10
2 4 A test 2-4 años
Comunicación
Test5
Comunicación
¿Puede tu hijo/a decir dos o tres palabras juntas diferentes como: "mira perro", "se fue gatito"?
Pregunta 3 / 10
2 4 A test 2-4 años
Comunicación
Test5
Comunicación
¿Puede tu hijo/a señalar al menos 7 partes del cuerpo?
Pregunta 4 / 10
2 4 A test 2-4 años
Motricidad
Test5
Motricidad
¿Puede empujar una pelota con el pie?
Pregunta 5 / 10
2 4 A test 2-4 años
Motricidad
Test5
Motricidad
¿Es capaz de tomar la taza con la mano o de tomar un lápiz y garabatear?
Pregunta 6 / 10
2 4 A test 2-4 años
Relación con su entorno
Test5
Relación con su entorno
¿Ayuda a que lo vistan metiendo brazos y piernas?
Pregunta 7 / 10
2 4 A test 2-4 años
Relación con su entorno
Test5
Relación con su entorno
¿Expresa su necesidad de ir al baño?
Pregunta 8 / 10
2 4 A test 2-4 años
Test5
Si le preguntas a tu hijo/a "¿eres una niña o un niño?", ¿sabe responder correctamente?
Pregunta 9 / 10
2 4 A test 2-4 años
Test5
¿Se viste o se desviste tu hijo/a sin ayuda?
Pregunta 10 / 10
Regresar
2-4 años
Has completado exitosamente el test, estos son los resultados:
Resultados Test
2-4 años
{{ result.Pillar.Name }}

¡Tu hijo(a) está teniendo un desarrollo adecuado!
Te invitamos a consultar la siguiente etapa de desarrollo para conocer los próximos avances y habilidades.

Selecciona una categoría de arriba para filtrar el contenido sugerido

Recuerda que cada bebé es diferente y avanza a su propio ritmo, ¿te gustaría responder el test nuevamente?

¿No te ha pasado que la hora del sueño se puede convertir en una situación muy compleja? La frase típica de los hijos de entre 2 y 4 años con la que las mamás se topan es: ‘no tengo sueño’.

A diferencia de los adultos, los niños deben dormir más para que su salud sea óptima, para esta etapa se considera un promedio de 10 a 13 horas cada 24 horas, esto incluyendo las siestas (que deberán dejarse paulatinamente a partir de los 3 años).

Sin embargo, hay momentos en que la hora de dormir definitivamente es un problema constante con los niños y esta situación tiene la siguiente clasificación:


1. Los niños que tienen insomnio por:

- Higiene del sueño inadecuada: No siguen las conductas adecuadas para dormir y el medio ambiente no es apto.
- Síndrome de piernas inquietas: Necesidad de mover las piernas por la noche.


2. Los niños con trastornos del sueño como:

- Sonambulismo: Es una conducta compleja que incluye generalmente caminar o repetir alguna actividad realizada en el día.

- Terrores del sueño o nocturnos: Despertar brusco que va acompañado de gritos o miedo.

- Pesadillas: Son los sueños que producen sensación de miedo.

- Mioclonías del sueño:  Son contracciones musculares breves como de sacudida,  o sobresalto. Puedes saber más en este artículo. 

- Movimientos rítmicos del sueño: Es un conjunto de conductas estereotipadas con movimientos repetitivos de tronco, cuello, cabeza que ocurren inmediatamente antes de iniciar el sueño y se mantienen durante el sueño ligero. Es frecuente en lactantes y niños hasta el 2o-3er año de vida, pero puede persistir hasta la edad adulta en algunos casos.

- Narcolepsia: Es cuando se presentan cuadros de somnolencia súbitos. 

- Síndrome de apneas obstructivas del sueño (SAOS): Se presenta cuando las vías respiratorias se bloquean.

- Trastorno ambiental del sueño: Es una alteración producida por las condiciones de su entorno, tales como el ruido, la luz o la temperatura.

- Trastorno del establecimiento de límites: Es la alteración que se caracteriza porque el niño se niega a ir a la cama.

- Trastorno de las asociaciones al inicio del sueño: Ocurre cuando el sueño se altera por la ausencia de un objeto o circunstancia que falta, como la lectura de un cuento por parte de los padres.

- Despertares confusionales: Es cuando despierta confundido a la mitad de la noche. Regularmente ocurre en menores de 5 años. 

- Sonambulismo: Inicia en el primer tercio de la noche y es más prevaleciente entre los 4 y los 8 años de edad.

- Somniloquia: Es cuando los niños ‘hablan durante el sueño’.

3. Los niños que se duermen en el día.

Son quienes en trayectos en auto, o luego de un esfuerzo físico, se duermen y despiertan momentos después. Cabe mencionar que las siestas están recomendadas en los primeros años, y después del cuarto pueden ir dejando ese hábito.

Consecuencias de no dormir bien

- Somnolencia.

- Dolor de cabeza.

- Dificultad para concentrarse.

- Déficit cognitivo.

- Depresión.

- Ansiedad


¿Cómo saber si tu hijo está durmiendo bien?

Una de las recomendaciones de los expertos es llevar por 14 días un diario del sueño para tener un registro de la hora en que se acuesta, el tiempo en que está despierto en la cama antes de dormirse y la frecuencia con la que se despierta en la noche, así como la hora en que se levanta en la mañana y el ánimo con el que amanece.


Apoya la higiene del sueño de la siguiente manera:

- Haz una rutina: Planea con tu hijo las actividades previas a dormir (como lavarse los dientes) y complementa con un buen momento para disfrutar con él, como lo es la lectura de un cuento.

- Fija horarios: Acuesta y levanta a tu hijo a la misma hora habitualmente.

- Descarta las actividades intensas: La noche es el peor momento para que corra o brinque. A pesar de que se tiene la idea que de esa manera dormirá mejor, hacer esto lo activará más.

- Abandona los dispositivos electrónicos: Si dejas que los use antes de dormir, su cerebro se pone en estado de alerta en lugar de alistarse para descansar. Lo ideal es no usarlos una hora antes de dormir.

- Además, revisa que su cama sea cómoda y que su habitación esté a media luz o a oscuras a una temperatura adecuada y que no haya estímulos en donde duerma (como televisiones). 

Encuentra contenido avalado por nuestras especialistas y obtén recomendaciones personalizadas realizando nuestro test.
Ya respondiste exitosamente nuestro test. Te invitamos a ver el contenido sugerido para tu bebé.

contenido relacionado